Job 42:10

Y el SEÑOR restauró el bienestar de Job cuando éste oró por sus amigos; y el SEÑOR aumentó al doble todo lo que Job había poseído.  (NBLH)

Cuando Job oró por sus amigos, el SEÑOR le restauró su bienestar. Es más, ¡el SEÑOR le dio el doble de lo que antes tenía! (NTV)

En el Nuevo Testamento nunca aparece la oración quejumbrosa malsana, centrada en uno mismo, ni el esfuerzo decidido de que yo quiero estar bien. El hecho de que esté tratando de estar bien con Dios indica que me estoy rebelando contra la expiación mediante la cruz de Cristo. ...continúa leyendo "¿Ya llegaste al “cuando”?"

Share

Lucas 11:10

Porque todo aquel que pide, recibe…  (RV60)

Si no has recibido, pide. No hay nada más difícil que pedir. Desearemos, anhelaremos e incluso sufriremos, pero sólo pediremos cuando nos encontremos en el límite. ...continúa leyendo "Lo mejor que puedes hacer después (1)"

Share

Mateo 6:26-28

Fíjense en las aves del cielo ... Observen cómo crecen los lirios del campo... (NVI)
Miren los pajaritos que vuelan por el aire. ... Aprendan de las flores que están en el campo.... (TLA)

Observa cómo crecen los lirios del campo, ¡simplemente son! Piensa en el mar, el aire, el sol, la luna y las estrellas. Todos ellos también son, ¡y vaya ministerio el que ejercen! ...continúa leyendo "Una irracionalidad cultivada"

Share

Juan 16:30-31

Por esto creemos... —¿Ahora sí creen? (PDT)

Ahora creemos. Pero Jesús dice: "¿De veras? Llegará el momento en que me dejarán sólo" (ver Jn 16:32). Muchos obreros cristianos ha dejado solo a Jesucristo y se han puesto a trabajar por el sentido del deber o porque, de acuerdo con su discernimiento personal, lo perciben como algo necesario. ...continúa leyendo "¿Ahora creéis?"

Share

Juan 13:36

Simón Pedro le preguntó a Jesús: —Señor, ¿a dónde vas a ir? Jesús le respondió: —Ahora no puedes venir conmigo. Pero después sí vendrás. "...Y dicho esto, añadió: Sígueme..." Jn 21:19. (TLA)

Tres años antes Jesús había dicho: Venid en pos de mí (Mt 4:19), y Pedro lo había seguido sin dudarlo un instante. El irresistible carisma de Jesús lo envolvía y no necesitaba que el Espíritu Santo le ayudara a seguirlo.  ...continúa leyendo "El “después” de la vida de poder"

Share

Juan 13:37

—Señor —insistió Pedro—, ¿por qué no puedo seguirte ahora? Por ti daré hasta la vida. (NVI)
Pero Pedro insistió: —¿Por qué no puedo acompañarte ahora, Señor? ¡Estoy dispuesto a morir por ti! (TLA)

Hay ocasiones en las que no comprendes por qué no puedes hacer lo que quieres. Cuando Dios permite un tiempo de espera y parece no responder, ...continúa leyendo "¿Por qué no te puedo seguir ahora?"

Share