Juan 14:9

¡Pero, Felipe! ¿Tanto tiempo llevo ya entre ustedes, y todavía no me conoces? (NVI)

El Señor debe asombrarse de nosotros una y otra vez por nuestra falta de sencillez. Nuestras opiniones personales son las que nos vuelven torpes y lentos para entender. Sin embargo, cuando somos sencillos, nunca somos necios y constantemente tenemos discernimiento. ...continúa leyendo "¡No hieras al Señor, ahora!"

Share

Juan 4:11

¿De dónde, pues, tienes el agua viva?  

El pozo es hondo, ¡muchísimo más hondo de lo que la mujer samaritana entendía! (Ver Juan 4). Considera las profundidades de la naturaleza humana y de la vida del hombre, piensa en las aguas profundas de los "pozos" que hay en ti. ¿Has estado limitando o empobreciendo el ministerio de Jesús hasta el punto de que Él no puede obrar en tu vida? ...continúa leyendo "El ministerio empobrecido de Jesús"

Share

Juan 4:11

La mujer le dijo: —Señor, ni siquiera tiene usted con qué sacar agua de este pozo profundo.  (TLA)

“¡Estoy impresionado con las maravillosas verdades de la Palabra de Dios, pero realmente Él no espera que yo las cumpla ni que ponga en práctica toda esa cantidad de detalles en mi vida!" ¿Alguna vez has dicho esas palabras? ...continúa leyendo "Nuestras mezquinas suspicacias con Jesús"

Share

1 Samuel 3:10

—Habla, Señor, tu siervo escucha. (PDT)

El hecho de haber escuchado con cuidado y atención algo que Dios me haya hablado no garantiza que voy a prestarle atención a todo lo que Él dice. La insensibilidad de mi mente y corazón hacia lo que Dios habla pone en evidencia que no lo amo ni lo respeto. ...continúa leyendo "Mi dedicación continúa a escuchar"

Share

Hch 26:15

Entonces pregunté: "¿Quién eres, Señor?" (NVI)

"...Jehová me habló de esta manera con mano fuerte..." Is 8:11. Cuando el Señor habla no hay escapatoria. Él siempre viene a nosotros utilizando su autoridad y apoderándose de nuestro entendimiento. ¿Has oído directamente la voz de Dios? ...continúa leyendo "¡Cómo pudo alguien ser tan ignorante!"

Share