¿Cuál es tu conclusión?

Juan 15:13-15

Nadie tiene un amor mayor que éste: que uno dé su vida por sus amigos. ... los he llamado amigos... (NBLH)
El amor más grande que alguien puede demostrar es dar la vida por sus amigos. ... Les digo 'amigos' (PDT)

Jesús no me pide que muera por Él, sino que ponga mi vida por Él. Pedro le dijo al Señor: ¡Mi vida daré por ti! Y realmente ese era su deseo (Jn 13:37). Es admirable la manera en que él entendía lo heroico. Sería malo no poder hacer una declaración como la de Pedro. Sólo podemos percibir el entendimiento de nuestro deber a través de nuestro sentido de lo heroico. Te ha preguntado el Señor alguna vez "¿Tu vida darás por mí?" Jn 13:38). Es mucho más fácil morir que entregar la vida día tras día con el sentido de nuestro alto llamamiento.

No fuimos creados para momentos brillantes, sino que debemos andar a la luz de ellos, por los caminos cotidianos. En la vida de Jesús solo hubo un momento brillante: el del monte de la transfiguración. Entonces se despojó de su gloria por segunda vez y descendió al valle del endemoniado (ver Mr 9:1-29). Durante 33 años Él puso su vida para hacer la voluntad del Padre. "En esto hemos conocido el amor, en que él puso su vida por nosotros; también nosotros debemos poner nuestras vidas por los hermanos", 1Jn 3:16. Actuar así va en contra de nuestra naturaleza humana.

Si soy amigo de Jesús, debo dar mi vida por Él de una manera consciente y esmerada. Esto es difícil y gracias a Dios que lo es. Nuestra salvación es fácil porque el costo para Él fue muy grande, pero su manifestación en mi vida es difícil. En realidad, Dios salva a una persona, la llena del Espíritu Santo y luego le dice: "Ahora pon la salvación en práctica, sé fiel conmigo aunque la naturaleza de todo lo que te rodea puede hacerte infiel". Jesús nos dice: Os he llamado amigos. Permanece fiel a tu amigo y recuerda que tu vida física compromete su honor.

Comentario

  • amigo... como en castellano, también el sustantivo griego fílos se relaciona directamente con el concepto de amar. Viene de 'querido', lo que le da la matiz de una clara y consciente elección de parte del que lo expresa. Este context se conserva incluso en los derivados como 'asociado', y hasta 'vecino'. Para los griegos, el concepto de amistad, era superior al de la afiliación familiar, precisamente por la component voluntaria que contiene.
  • Si contáramos los minutos, hormbas, días tal vez, que no entregamos al Señor, nos asustaríamos en serio. Esto no significa que debemos pasarnos en culto de rodillas todo el tiempo.  Más bien nos exige que todos nuestros pensamientos, palabras y acciones, giren alrededor de Jesús, de forma que en cualquier momento Él podría demostrar su presencia por medio de nosotros.
  • Chambers ciertamente lo hizo, de tal manera que le costó la vida. Pero mucho antes de este momento su existencia ya estuvo comprometida con el Señor. Nuestra entrega debe ser complete y sin exegir nada a cambio. Jesús no tiene por qué recompensarnos ni demostrarnos su Amistad. Ya lo hizo y de tal manera que alcanza para todo el mundo y para todos los tiempos. Definitivamente, es nuestro turno de hacerlo.
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *