Autor

¿Quién fue Oswald Chambers?

En su corta vida (24 de julio, 1874 – 15 noviembre, 1917), Chambers fue evangelista y maestro de la denominación bautista escocés y del Movimiento de la Santidad, y es ante todo conocido por el libro devocional En Pos de lo Supremo.

Juventud y educación

Nacido de padres devotos en Aberdeen, Escocia, en 1876 Chambers se mudó con su familia a Stoke-on-Trent cuando su padre, Clarence Chambers, se vincula a la Asociación Bautista del lugar como evangelista de misiones locales, luego a Perth en Escocia, cuando su padre volvió al pastorado, y finalmente a Londres, cuando en 1889 Clarence fue contratado como secretario viajero de la Asociación Bautista para la AbstinenciaTotal.

A los 16 años, Oswald Chambers fue bautizado y miembro de la Capilla Bautista de Rye Lane. Incluso como adolescente, Chambers llamó la atención por su profunda espiritualidad; participó en la evangelización de los habitants pobres de los hogares de beneficiencia locales. Al mismo tiempo, Chambers también se mostró dotado tanto en música como en arte.

De 1893 a 1895 Chambers estudió en la Escuela Nacional de Educación Artística, y se le ofreció una beca para continuar sus estudios, la que rechazó. Los dos años siguientes continuó el estudio del arte en la Universidad de Edinburgo, y en este período recibió una gran influencia por medio de las predicaciones de Alexander Whyte, pastor de la Iglesia Libre de San Jorge. Fue también en Edinburgo donde se sintió llamado al ministerio y partió para el Colegio Dunoon, una pequeña escuela de entrenamiento teológico cerca de Glasgow, fundada por el Rvdo. Duncan MacGregor.

Pronto Chambers estaba impartiendo clases en la escuela y se encargó de una gran parte de la administración cuando MacGregor sufrió un accidente en 1898.

Compromiso religioso

Durante el tiempo que pasó enseñando en Dunoon, Chambers fue influído por Richard Reader Harris, un prominente abogado litigante y fundador de la Liga Pentecostal de Oración. En 1905, Reader introdujo Chambers como "un orador nuevo de poderío excepcional". Por medio de la Liga, Chambers también tuvo un encuentro con Juji Nakada, un evangelista del Movimiento de la Santidad, de Japón, quien estimuló al creciento interés de Chambers en el evangelismo. En 1906, Nakada y Chambers se embarcaron hacia Japón, vía Estados Unidos. En 1907, Chambers dedicó un semestre enseñando en la Escuela Bíblica de Dios, una institución del la Santidad en Cincinnati, luego pasó unos cuantos meses en Japón, trabajando con Charles Cowman, un cofundador de la Sociedad Misionera Oriental.

A regresar a Britania al fin del año, Chambers encontró el Movimiento de la Santidad dividido entre los abogados y los oponentes a fundar una denominación nueva y entre los que apoyaron y los que rechazaron al movimiento de hablar en lenguas. Chambers no se opuso a la glosolalia, pero criticó a aquellos que la hicieron una prueba del bautismo en el Espíritu Santo.

En 1908 Chambers viajó de Nuevo a Estados Unidos donde se hizo más familiar con Gertrude Hobbs, la hija de amigos, a la que había conocido por casualidad. Se casaron en mayo de 1910 y el 24 de mayo de 1913, Getrude (a la que Chambers cariñosamente llamó “Biddy”) dio luz a su única hija, Kathleen. Incluso antes de contraer matrimonio, Chambers había considerado una sociedad ministerial en la que Biddy –la que pudo tomar un dictado en taquigrafía a 250 palabras por minuto- transcribiera con máquina a sus sermones y lecciones.

Colegio de Entrenamiento Bíblico

Chambers fundó y asumió la dirección del Colegio de Entrenamiento Bíblico de Clapham Common, cerca de Londres. en 1911. La sede estuvo en una propiedad de “elegancia embarazosa” que había sido adquirido por la Liga Pentecostal de Oración. Chambers no sólo acomodó a estudiantes de todas las edades, educación y clase social, sino también a cualquier persona en necesidad, creyende que debía “dar a todo el que pide”. Jamás nadie fue rechazado de la puerta y lo que fuera que la persona pidió, si dinero, un abrigo para el invierno, o una comida, fue dado. Entre 1911 y 1915, 106 estudiantes residentes asistieran al Colegio de Entrenamiento Bíblico, y a la fecha de julio 1915, cuarenta estaban sirviendo como misioneros.

Capellán del YMCA

En 1915, un año luego de estallar la Primera Guerra Mundial, Chambers suspendió la operación de la escuela y fue aceptado como capellán del YMCA. Fue asignado a Zeitoun, Egipto, donde ministró a tropas de Australia y Nueva Zelanda, que posteriormente participaron en la Batalla de Gallipoli. Chambers elevó el tono espiritual de un centro que tanto los militares como el YMCA vieron como una simple institución de servicio social que debía proveer alternativas saludables a los burdeles de Cairo. Cuando les comentó a un grupo de colaboradores del YMCA que había decidido reemplazar a los conciertos y películas con clases de estudio bíblico, le predijeron que los soldados desertarían de sus instalaciones. “Lo que los escépticos no habían tomado en cuenta era la inusual atracción personal de Chambers, su don de oratoria, y su auténtica preocupación por los hombres.” Pronto su cabaña de madera se llenó de centenares de soldados que escucharon atentamente a mensajes tales como “¿Por qué es buena la oración?” Confrontado por un soldado que dijo, “No puedo soportar a la gente religiosa”, Chambers le contestó: "Ni yo tampoco."

Chambers irritaba a sus superiors del YMCA porque siempre regaló a los refrigerios que en opinion de la organización debían ser vendidos para no despertar ningunas expectativas. Chambers instaló una cajita para contribuciones, pero se rehusó pedir a los soldados que pagaran por el té y los bizcochos.

Muerte e influencia

El 17 de octubre de 1917, Chambers fue afectado por una appendicitis, pero se resistió a ir a un hospital con la razón que las camas fueran requeridas para los hombres heridos en la largamente esperada Tercera Batalla de Gaza. El 29 de octubre, un cirujano efectuó una operación de emergencia de extraer el apéndice, pero Chambers murió el 15 de noviembro de 1917 de una hemorragia pulmonaria. Fue sepultado en Cairo con plenos honores militares.

Antes de morir, Chambers había revisado el manuscrito de su primer libro impreso, Baffled to Fight Better, un títiulo que había tomado de una línea favorite por Robert Browning. Durante el resto de su vida -e inicialmente en circunstancias bastante atenuantes- la viuda de Chambers transcribió y publicó libros y artículos editados de las notas que había tomado en taquigrafía durante los años del Colegio Bíblico y en Zeitoun.

El más exitoso de los treinta libros es My Utmost for His Highest (1924), un devocional diario compuesto por 365 selecciones de las charlas de Chambers, cada uno con cerca de 500 palabras. La obra nunca se ha dejado de imprimir y fue traducida en 30 idiomas.